DOS TRABAJADORES DEL AEROPUERTO Y TESTIGOS DEL SINIESTRO NOS CUENTAN DETALLES DE LO OCURRIDO.
El 10 de febrero de 1978, un avión Douglas C-47A CX-BJH, operado por TAMU se accidentó segundos después de despegar de la pista de aterrizaje del aeropuerto de la ciudad de Artigas, Uruguay, en un vuelo nacional de pasajeros con destino al Aeropuerto Internacional de Carrasco en Montevideo.
Las 44 personas a bordo fallecieron a consecuencia del accidente (6 tripulantes y 38 pasajeros).
Entre los fallecidos había 12 niños.
Se trata de la peor tragedia aérea de la aviación uruguaya en su historia y el segundo ocurrido en su territorio actualmente. Es el segundo peor accidente involucrando un DC-3 en el mundo.
Roberto Monzón funcionario del Aeropuerto y Julio Moran, militar que trabajaba en la guardia de la terminal aerea quienes fueron testigos de lo courrido contaron lo sucedido.