El reconocido productor artiguense, Mario Arbiza dijo a nuestro medio que la producción de miel comparada con el año pasado mejoró.
«De 15 kilos por colmena, ahora pasamos a 40» explicó Arbiza.
Las exportaciones crecieron en los primeros tres meses de 2020 y eso es una buena noticia,
dado que hace al menos tres años el sector afronta una crisis; lo malo es que los precios siguen bajos explicó Arbiza.
En 2016 se instaló un racha de situaciones negativas para este sector de la granja nacional.
Por un lado, se detectaron en mieles uruguayas niveles no permitidos de resíduos de glifosato, lo que hizo cerrar algunos mercados.
“El glifosato es el talón de Aquiles de nuestras mieles”, estamos libres, nuestra miles están siendo analizadas en Alemania mostrando una excelente calidad.