.
El Presidente de la Cooperativa de Ómnibus artiguense, COTUA, Luis Sarachu explicó sobre esta complicada situación.
Dijo que es peligroso para los menores que vienen y regresan caminando por el brazo de cemento de 750 metros.
Sarachu agregó que se busca un mecanismo para poder lograr que los buses cuando retomen el servicio entre los dos países no tengan que hacer la fila de más de media hora muchas veces y de esta manera agilizar el viaje.