La cosecha de arroz finaliza con rendimientos entre los máximos históricos, lo que compensa la caída registrada del
área sembrada.
El productor, Mario Predebon destacó esta cosecha como excelente y una de las mejores en los últimos 30 años.