Personas que pasan por el brazo de cemento se molestan por las demoras para cruzar la frontera diariamente.
El calor es intenso en Artigas, superando los 40 grados y las personas deben de esperar muchas veces mas de una hora.